Cerca de donde yo vivía de pequeño había una familia como la tuya o como la mía, una familia normal.

Tenían tres hijas, la mamá, una señora muy amable y trabajadora, dedicada a sus hijas y el padre un hombre honesto y trabajador, pero atado al vicio del alcohol.

Esta dependencia había golpeado a la familia de forma muy dura, tanto así que sus hijas estaban avergonzadas, esto hizo que su carácter fuera muy retraído y eran muchachas muy vergonzosas y temerosas.

La gente hablaba siempre de su padre, de sus borracheras, y a las niñas por otro lado todo el mundo les tenía lástima, de que estas chicas tan buenas y aplicadas tuvieran un padre así.

De esta historia han pasado muchos años, diría yo 35 años o más. En mi memoria quedaron estos recuerdos, de las niñas tristes y del hombre que era un bebedor.

Pensaba que injusto somos los humanos, que la última imagen que nos quedan de las personas a veces es la que conservamos en nuestra mente y no dejará de ser eso que fue lo último que vimos.

¿Me pregunté qué será de la vida de estas personas?

Me gustaría poder saber más de ellos, que fue lo que pasó y como terminó la historia. Pero la última imagen es la que me quedó.

Pensé en qué lindo sería que hubiera una goma de borrar que tuviera la capacidad de borrar no solo en este señor su pasado, sino en todos los que le conocían, que no se acordaran de él así.

La goma tradicional que conocemos que tiene por un lado un color rojo que borra lápiz, y un color azul que borra tinta, me da la impresión que a veces pasa algo parecido.

En nosotros cuando borramos algo de nuestro pasado funciona muy simple como la goma de borrar lápiz, pero a la hora de borrarlee la memoria a la gente, necesito que borre mejor, algo que es difícil de borrar sin dejar una huella como es la tinta.

Encontré en la Biblia una goma de borrar perfecta que borra todo y estoy seguro que esto nos va a ayudar.

“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio.”

Hechos 3:19 (RV1960)

Estos dos pasos son fundamentales

Arrepentimiento:

El arrepentimiento es un paso fundamental que tiene que ver con la goma de borrar del lado del lápiz, es decir en realidad no podemos borrar todo lo que hemos hecho, porque las cosas son como son y ya están hechas, pero podemos cambiarlas de manera que lo que hicimos sea reemplazado por algo que hacemos y que es mejor que lo anterior.

El arrepentimiento no es olvido, sino cambio. El paso de arrepentimiento nos saca de una situación de fracaso y nos lleva a una situación de victoria.

Victoria es vencer a algo que nos tenía atados. La gente antes, nos veía a nosotros como fracasados, vencidos, débiles etc. Pero al arrepentirnos y vencer, nos verán como victoriosos, es más, haremos probablemente algo que ellos dirán - „yo no sería capaz de lograrlo“.

Pasaremos a ocupar el puesto de primer premio, recibiendo la corona de vencedores.

Satanás sabe perfectamente eso y desea que no seamos victoriosos en nada, sino más bien que seamos unos fracasados.

Arrepentimiento por lo tanto, es un paso en donde producimos el cambio necesario para borrar lo anterior. La Biblia dice que el arrepentimiento es pasar de muerte a vida.

Arrepentíos o pereceréis

“Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.”

Lucas 13:5 (RV1960)

Conversión:

El convertirnos es algo más que un cambio, es mantenernos en el proceso de cambio sin volver atrás. Conversión es transformación y la transformación es lo más hermoso que puede experimentar una persona.

Es cierto que a veces nosotros nos concentramos más en las dificultades que produce una conversión autentica, es decir, solo miramos el sufrimiento que nos puede causar el cambio. Pero permítame decirle que debemos ver los beneficios del cambio, el cambio puede causar sentimientos de pérdida, pero también nos llena de fortaleza y alegría, Nos da sentimientos de salud, de que estamos haciendo lo correcto y que esto agrada a Dios y a nuestros semejantes y lo más increíble es que nos califica a más, estamos preparados para ser inspiración para que otros cambien.

Finalizando esta meditación déjame decirte dos cosas:

La primera: la goma de borrar se usa de los dos lados, tanto borrando de tu lado como ayudando a borrar del lado de los que te ven y te han juzgado, el arrepentimiento y la conversión te darán una nueva identidad que nadie podrá borrar y que todos recordarán, recordarán que eres parte de un cambio maravilloso.

Segundo, ayuda a otros, creo que si hoy me encontrara en la situación de hace 35 años, trataría de acercarme a esas personas, no para juzgarlas sino para decirles lo increíble de una transformación, hablarles del arrepentimiento y la conversión. Decirle que Jesús dijo:

„Síganme. En lugar de pescar peces, les voy a enseñar a ganar seguidores para mí“

Marcos 1:17 (TLA)

¡Sí, Jesús puede hacer esto!

Bendiciones