"Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué es este rito vuestro?, vosotros responderéis: Es la víctima de la pascua de Jehová, el cual pasó por encima de las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió a los egipcios, y libró nuestras casas" Éxodo 12:26-27

Dios castigó de manera severa a Egipto enviando diez plagas, enseguida uno se puede preguntar ¿por qué un Dios bueno haría algo así? ¿Por qué azotaría con tanto furor una nación hasta llevarla prácticamente a la ruina? Hay un texto que nos puede ayudar a entender estos actos divinos.

"Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios EN TODOS LOS DIOSES DE EGIPTO. Yo Jehová" Éxodo 12:12.

Dios estaba dándole una lección a una de las naciones más idólatras del mundo antiguo. Los dioses creados por el hombre no tienen poder, solamente Jehová es el único Dios verdadero, quien hizo los cielos y la tierra, quien creó el universo entero. Y es un Dios que "No entrego a otros mi gloria, ni mi alabanza a los ídolos" Isaías 42:8

Tenemos un detalle significativo en este pasaje y es el hecho de que Dios planeó un ritual el día que Israel salió de Egipto: la pascua. En esa fiesta, que aún se practica en el judaísmo, el pueblo come carne de cordero asada al fuego, hierbas amargas y panes sin levadura. ¿Cuál es el propósito de este ritual? Recordar que hubo un tiempo en el que el pueblo hebreo era esclavo de los egipcios hasta que Dios los liberó de dicha opresión. Dios sabía que su pueblo olvidaría rápidamente los grandes momentos de su historia -tales como la Pascua y el Éxodo- a menos que su memoria fuera refrescada. De modo que Él ordenó a la nación que pusieran un círculo en esas fechas de su calendario y las observaran anualmente a fin de mantener fresco el recuerdo tan vital para ellos, de la grandiosa liberación hecho por Dios. En el cristianismo tenemos un ritual similar: la eucaristía. Jesucristo la instituyó para que recordáramos el acto del sacrificio en la cruz y su segunda venida.

Y yo me pregunto ¿es necesario esta clase de ritual? ¿Realmente los primeros cristianos habrían olvidado el sacrificio de Jesús? ¿Realmente habríamos olvidado el acto más grande que haya ocurrido en nuestro planeta? 

Pues sí, parece que Dios sabe que tenemos mala memoria. 

Facebook

 

Artículos

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe nuestras noticias y boletines directamente en tu email.

Al suscribirte aceptas los términos y condiciones de nuestras políticas de privacidad.

Políticas de privacidad (Datenschutzerklärung)

Términos y Condiciones
Gracias por suscribirte.